Un STOP para mejorar mi/tú productividad.



Hola lectoras mias hermosoras corazón! Como están? Espero que muy bien, yo aquí también muy bien.

Les cuento que este es un post compartido, lo publico aquí por ser domingo de sol, lo que me pone de muy buen humor, y lo publico en un blog privado de Emprendedoras Felices que llevamos adelante en Delicias Maravillosas, al que podés aplicar cuando tengas ganas :) Re-comenzamos en Febrero 2016.

Hoy quiero hablarles de un tema que he enfrentado este 2014-2015, que no solo lo he enfrentado, primero lo he creado, luego lo he sufrido y luego si, no me tocó más remedio que hacerme cargo!

Muchas veces nos pasa que decimos "Tengo tantas cosas para hacer, que ni tiempo para hacerlas tengo". Como le llamamos a esto?

- Desorganización? Un poco, no nos castiguemos tanto diciéndonos a los auto-gritos "soy una enquilombada total, un desastre, como voy a progresar así, lpm, etc etc"

La palabra desorganización incluye dentro muchas mini palabras: falta de gestión es una parte, y como hago yo para gestionar mi negocio y mi vida, porque a ver chicas: Ser emprendedora va de la mano con tu vida diaria, física y emocional.


Como les contaba, primero fué lo primero: desencadenó mi cansancio laboral, físico y emocional tanto trabajo desordenado, en exceso y tanta disponibilidad las 24 hs.
Era obvio que sucedería tarde o temprano, nuestro trabajo chicas, se acrecienta cada día un poquito, y esto que me pasó, está buenísimo; porque primero me da la pauta de que mi proyecto ha crecido más de lo que esperaba, y segundo me enseña a seguir organizándolo todo más detalladamente.

El primer síntoma fue una noche de pesadillas, de esas que gritas en sueños y no te sale la voz. Esta pesadilla se creo en mi inconsciente a partir de un whatsapp de una clienta, donde las 22.43 me preguntaba "Y, como va todo? Imagino que bien nooo?"
UFF! Que presión!
Preparaba un evento de mesa dulce para el día siguiente, el mensaje lo leí entre-dormida tipo 1 am y me lo llevé a la cama. ERROR. Esa noche soñé, o mejor dicho tuve pesadillas del estilo "nooooo, es 9 de Julio de me olvidé de este pedido, y no tenía margen ni de una hora para preparar 450 bocaditos", estaba jodidisima.
Esto me generó un estrés mental de lpm; no descansé nada, me levanté cual tsunami me pasó por encima y tenía si, que preparar un evento grandísimo.

Los síntomas que siguieron fueron desde mal humor, hasta tortas que se me caían al piso porque me golpeaba con la puerta de la cocina, pasando por síntomas físicos como lágrimas de impotencia en los ojos por no saber por donde seguir.

STOP. 
Al menos lo detecté yo solita: esto así no puede seguir, no esta bueno, no me hace bien, ni siquiera es lo que quiero: ni cerca de lo que quiero.

Lo que siguió fueron citas con el psicólogo, y no porque esté chifladita, si porque necesitaba la palabra de un profesional que me diera un visto bueno a la palabra "NO, de verdad lo siento, pero NO puedo" SIN CULPA: que es un generador de estrés.
Sumé una clase extra de yoga: inconscientemente necesitaba respirar con más pausa.
Me asigné un día franco: los lunes, después de las extensas horas de trabajo de los fines de semana gastronómicos. Y por más que entre un pedido del tipo "Salvame la vida, vos que sos una genia total", pienso en mi felicidad y digo "No, no es mala voluntad, pero habíamos pautado que las entregas son a partir de los días miércoles, estaría bueno, si pudiéramos prever estas cosas, así no nos vuelven a suceder, podemos charlarlo sin problemas".

Y así, poco a poco, voy respirando, disfrutando de esto que hago y reciclando estrés a bienestar.

Ahora EL NUDO de este post: Como hice para mejorar mi productividad, armonizando mi estado físico, salud emocional y rentabilidad económica? (Porque esto para mi no es un hobby, es MI TRABAJO, DE LO QUE VIVO, y obviedades si las hay: no andamos como para renunciar eh.


Primero, hay que sacarse de encima lo difícil, lo que nos cuesta más esfuerzo que otras tareas, te recomiendo leas este artículo que escribí en mi blog Delicias Maravillosas: No lo dejés para después. Click para leer.





Tips para mejorar nuestra productividad, sea cual sea nuestro trabajo:

Utilizar la tecnología a nuestro favor y no encontra. Trabajar no es leer información eternamente: es ponerla en práctica.

Personalmente utilizo Instagram para mover un poco de imágen de lo que hago, está comprobado que hoy, es la red social que mayor difusión genera de lo que hagas, vida social o negocios.Eso si, no me la paso husmeando que hace el mundo todo el tiempo, me doy una pasadita a la noche, tipo relax.
Mi Instagram

Las agendas de papel han pasado al olvido, muy lindo todos los brillos y los fibrones de colores, pero tenés que no olvidarla, abrirla y leer para recordar algo, y creeme, muchas veces te olvidás de realizar un tarea, por no leer que tenías que hacerla. (No me maten productoras de agendas, para mi, a mi, no me funcionan). Utilicen Google Calendar, es una vuelta a la vida de los compromisos y llegar puntuales y arregladas. Lo programas en el celular, te da la alarma según la configures, 24 hs. antes, 30 minutos antes, etc y tenés vista semanal, mensual y anual y lo mejor: antes de tomar un nuevo compromiso: "dame un minuto que chequeo como vengo y te confirmo, por si o por no". Con un click, ves tus compromisos de acá a unos meses, si hasta te muestra los cumpleaños de las personas!  Esta la app para el celu y la versión de escritorio.

Paso máximo 2 hs en la compu al día, increíble eh!? Pero son dos horas intensas, activas, me siento con el mate y le doy 8-10 minutos a las redes sociales marketineras como Facebook, Instagram, Pinterest, Bloglovin, etc. Hay días en los que no la utilizo. Y no me muero.
Si tengo que escribir, me siento y escribo, solo los domingos puedo pasar 4-5 horas en la compu, donde genero todo lo que quiero publicar en la semana y lo programo.


Ya un poco lejos de la tecnología digital, para mis compromisos pasteleros utilizo un planner mensual gráfico que suelo tener en el escritorio. Esto me permite: liberar espacio en mi cerebrito (está comprobado que las cosas que anotaste, liberan espacio en la mente y te hacen sentir más liviano, además de vetar un generador de estrés)-
Acá podés descargarte uno, cortesía de icalendario.net y te lo podés imprimir. Livianito, sin muchos colores ni frases que en vez de ayudar, confunden :o jaja
Click para descargar un planner.
y en papel, además del planner, utilizo una lista que no es más que una hoja de papel pegada en la heladera, con aquello que necesito comprar o hacer en la calle cuando salga. Lo anoto cuando me lo acuerdo y al salir la meto en la bolsa/cartera y la voy hojeando mientras estoy en la calle. Al regresar: la pego de nuevo en la heladera y tacho lo que hice: reconfortante porque te muestra que SI hacés cosas y te indica los pendientes.

Y algo muy estimulante que hago, es tener mi escritorio lindo, para sentirme motivada cuando me siento a trabajar.

Tengan ustedes, muy buen domingo! Emprendedoras felices y seguidoras de Delicias Maravillosas :)
Desando una vez más, que mis experiencias, colaboren a mejorar las de ustedes.

Pau.

5 comentarios

  1. Muy bueno Pau!! Como siempre compartiendo para que todas estemos un poquito mejor organizadas, gracias!!! Siempre me viene muuuuuy bien leerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias gracias! es muy lindo poder colaborar! :)

      Eliminar
  2. Pau: que alegria que compartas tus experiencias!! = )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susu! Que alegría! todo suma, de todo se aprende :)

      Eliminar
  3. Gracias Pauli por estos consejos! Prácticos, útiles y certeros.

    ResponderEliminar

Me encantaría que dejés tu opinón! Gracias!

© Delicias Maravillosas • Theme by Maira G.