Yerba mate: bebida sagrada de lo argentinos.


Confieso que me encanta salir a tomar café, starbucks es mi favorito junto a su roll de manzanas y el tradicional caramel macchiato, pero en mi casa se toma mate. Tomo mate, digo. Lo primero de lo primero, antes de hacer pichi, pongo la pava, y como preciso un instante iluminación divina para enfrentar el día que tendré por delante..

He caído en la obsesión de encontrar la mejor yerba mate para ese sagrado ritual que es levantarse y vivir con el sabor y el aroma de la yerba mate. Para mi no es moda, soy cocinera y me encanta comer y beber bien.

En mis madrugadas el mate es compañía, cuando horneo, cuando escribo; mi momento personal favorito.




Lo primero es instruirse un poco sobre de donde viene la yerba, lo que, aunque no lo creas, hay gente que desconoce su proceso. La mayoría de las plantas son cultivadas, cosechadas, y procesadas en el norte mesopotámico de nuestro país, más precisamente, Corrientes y Misiones.


Luego de una buena selección de semillas directa de las plantas,  se procede a su plantación, entre los meses de marzo y mayo: es decir, se acaban de sembrar semillas que brotarán en almácigos y alcanzarán la forma de plantines en unos 6-7 meses para luego ser trasladadas a tierra.
Durante 3.5 y 4 años lograran la madurez suficiente para recolectar sus hojas. A la yerba mate que se siembra hoy, se le sumaran unos 2 meses de proceso y dependiendo calidades hasta 2 años de estacionamiento. Entonces, lo que tenemos aquí, es un producto sin igual al cuál sin permiso alguno y sin vergüenza podemos y debemos rendir culto.

No quiero hacer una biblia de el largo proceso de elaboración de la yerba, porque estaríamos todo el día, pero si quiero contarte sobre cuales son las yerbas mas copadas del mercado para tomarse unos buenos mates, según yo, claro.

Como sabrán, al supermercado solo voy por contadas cosas, lo mío son los mercados de barrio, las tiendas de culto, las ferias y las cuevas que proveen artículos que podrían ser dignos programas de food network.

La yerba que yo elijo, es ORGANICA, una yerba que desde el momento de su plantación hasta el proceso final de envasado no ha sido expuesta a pesticidas, agro-tóxicos, plaguicidas etc; productos que suelen utilizarse para combatir plagas, malezas y otros bichos.
Tanto la recolección como el estacionamiento son naturales, su envasado se realiza siempre en bolsas de papel reciclado/reciclable no clorado para que no sufra alteraciones.
Pero cuál es la necesidad de un proceso tan cuidado? Pues simple: somos lo que comemos, y cuidar nuestro organismo es darle un alimento bueno y limpio.

Estas yerbas son elaboradas por pequeños productores, un proceso industrializado rompería las reglas de la producción orgánica/agro-ecológica. Debido a esto nos encontramos con una valores un poco más altos que los de una yerba industrial de supermercado, pero no es un precio "caro" es un precio justo, debido al riguroso proceso que demanda su elaboración.


Acá mi top 4, con una excepción industrializada y N 5 en el ranking.

1- JESPER.
Me gusta la tradicional, que es la de letras rojas, ideal para el mate de todos los días. Es suave y posee un aroma inigualable a yerba natural. No genera acidez y hasta tiene un tono dulzón, y eso que yo tomo amargo. Los productos Jesper provienen de la cuenca orgánica misionera, en Posadas, donde existe un ética ecológica sumamente resguardada.


2- KALENA. 
Yerba mate 100% misionera hasta el final y mi yerba estilo "campo" favorita cuando me siento una chica fuerte, pues la yerba así lo requiere, ideal mate amargo amargo.
Doce meses de estacionamiento, que brindan una acidez mínima. Su proceso de cosecha y producción es totalmente artesanal.
Kalena trabaja en armonía sustentable con el medio ambiente, cuidando el suelo para futuras cosechas, sin dañarlo y retro-alimentandolo en cada siembra.
Detalle de color: no contiene gluten.


3- ROAPIPO.
Yerba mate orgánica con certificación de la OIA para los desconfiados, o para los que les gusta estar 100% seguros de lo que consumen.
Su origen está en Misiones, NE de Corrientes y parte de la producción puede llegar de Paraguay, Brasil y Uruguay.

Que la yerba aporte un montón de nutrientes y nos obliga a tomar líquido no es ninguna novedad, te voy a dar unos de los mejores tips: aportab vitaminas del complejo B, que influyen directamente en la función de absorber mucho mejor los nutrientes de los alimentos que consumimos; la cantidad de potasio y magnesio que poseen sin indispensables para fijar las proteínas para el correcto funcionamiento del corazón. Y que colaboran al sistema nervioso central, otorgándonos más fuerza intelectual y física, quizá por esto, no conocemos estudiantes universitarios sin mate en mano...


4- DON ARREGUI. 
La yerba más hippie de todas, envasada en Traslasierra Córdoba, aromatizada y saborizada como la región merece, me encanta, amo la Don Arregui con peperina, la del paquete azul celeste. Cuando tenés ganas de yerba con yuyos, es esta, créeme.


5- LA MERCED.
La que mejor banca de las industrializadas desde que para no aumentar los precios, bajaron en calidad, no es el caso de La Merced, pero te fajan con el precio. Pero bueno, si querés tomar un buen mate y no anduviste en los mercados y estás flojo de suministros, en los super están siempre. La que me gusta a mi es la variedad Barbacuá, que más que variedad es un proceso de secado instalado por los guaraníes hace más de 400 años; las hojas se deshidratan a fuego lento con leña pero sin dejar ese sabor ahumado fuerte debido a las maderas que se elijen para su secado. Y finalmente una estacionado de mínimo 18 meses y hasta 24, que producen, a mayor tiempo de estacionamiento, menor acidez.
Producida en establecimientos Las Marias, es decir, donde se produjeron las primeras yerbas mate de siempre, en la Provincia de Corrientes.







Ahora que tenés un poquito más de info, cuál yerba vas a elegir?
Saludos, desde el más acá.
Pau.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Me encantaría que dejés tu opinón! Gracias!

© Delicias Maravillosas • Theme by Maira G.