Flan Casero! y una historia sobre utensilios.


Viernes, una se prepara para el finde y entre los placeres planificados está presente la comida. Hoy les traigo esa receta que me pidieron cientos de veces: el flan casero que hizo babear a más de uno en instagram

Y también traigo una data que muchas veces pasa de largo. Lo oímos a diario, en la puerta del cole, en la calle, y hasta en el ascensor "uff, y ahora a pensar que cocinar". No sé si saben, pero hace unos días perdí mi cuchillo de chef, mi compañero para todo corte que requiera ser preciso y ágil: la cocina exige eso, agilidad.

El caso es que el lunes siguiente intenté picar dos paquetes de acelga para elaborar unas torrejas, estuve casi 30 minutos con un pinche serruchito intentando desarmar la maldita acelga; mientras lo hacía miraba a mi vecina de enfrente en plena batalla de guerra intentando desmoldar un bizcocho de una lata de dulce de batatas, ella estuvo a punto de lanzarlo por la ventana, lo sé; incluso un centro negro en la base quedó pegado en el molde. Tenía ganas de cruzarme y abrazarla.

Pero a que viene esto? A que a la gente no le gusta cocinar por falta de recursos, conocimientos, herramientas. Mi acelga hubiese sido picadillo en menos de 5 minutos reloj con mi cuchillo, y si tengo que volver a pasar por el momento serruchito, prefiero cocinar otra cosa. Si mi vecina de enfrente (de quien conozco muchas desventuras en su cocina) hubiese tenido un simple y básico molde desmontable para tortas, estaría más feliz y haría bizcochos cada domingo, pero no lo sabe, nadie se lo dijo.

Cocinar es más fácil de lo que piensan con las herramientas adecuadas, y como dice mi ex-novio Jamie, hasta puede ser divertido!

Cuando una se mete de lleno al mundo de la cocina, una de las primeras cosas que se da cuenta es de que le faltan herramientas, y pasas de tener 6 cuchillos serruchitos a sumar un cuchillo de chef, un cuchillo para cortar pan, uno para vegetales, una microplane en vez de un rallador y un sartén triple fondo, la cuenta es infinita: pero te agiliza la vida y de repente cocinar se hace más práctico, bailas cuando lo haces y presentás tu plato con orgullo 5 estrellas.

"Obviamente la obsesión por objetos de cocina viene conmigo hace un largo tiempo, tengo 3 bombachas y unos 30 moldes para tortas y budines, así, en esa medida."

Con la idea de seguir cocinando mejor hace una temporada me puse en alianza con la gente de Essen, donde decidí no parar hasta probar cada uno y todos sus productos. Así que llegamos a la receta del flan casero (que es uno de mis postres favoritos del mundo mundial) y que me daba mucha fiaca -paja- hacerlo en 2 horas de horno baño maría.

Mi primer experiencia lleva 3 repeticiones y 2 tabletas de buscapina; han comido flan los del 3 A, la señora del almacén a la que amorosamente todos llaman tía y yo también adopté, el sujeto de la casilla de seguridad y yo, todo el resto. Resultado: increíble.

Se precisan dos productos de Essen, la olla clásica, versátil como ninguna y un molde savarin de la nueva colección, como el que ven en la foto.







El flan se prepara tradicionalmente, con un caramelo y un mezcla preparada a base de huevos, leche y azúcar. Luego se coloca el molde savarin dentro de la olla como en la foto SIN AGUA y se tapa, si señoras! baño maría sin agua y sobre la hornalla de la cocina a fuego bajito, en 40 minutos, tremendo flan casero. Solo te toca batir la crema.

Ingredientes.
1 litro de leche entera.
250 grs. de azúcar común.
8 huevos decentes (frescos, grandes)
Esencia de vainilla.
200 grs. de azúcar para el caramelo.

Preparación.
1. Preparamos el caramelo, colocando el azúcar sobre una sartén y nos quedamos cerca, movemos el sartén sin meter cuchara para no hacer piedras de azúcar. Luego si podemos revolver hasta disolver. Tratamos de realizar un caramelo color suave, recuerden que cuanto más oscuro, es porque más se quema el azúcar y da un sabor más amargo. Volcamos el caramelo sobre el fondo del savarin
2. Mezclamos azúcar y huevos hasta integrar bien, agregamos la leche y la esencia de vainilla. Vertemos la preparación sobre el molde y colocamos el mismo dentro de la olla SIN AGUA y llevamos a fuego bajito.
3. Rectificamos la cocción a los 40 minutos, notaremos el vapor de agua que se ha formado en la olla tapada perfectamente. Movemos apenas, tiene que estar firme a los costados y algo movedizo hacia el centro, movedizo, no líquido, de lo contrario dejamos unos minutos más. No necesitamos chequear cada minuto.
4. Apagamos el fuego y destapamos la olla para dejar ir el vapor. Reposamos 30 minutos y luego llevamos a heladera, una vez totalmente frío, 3 hs. podemos desmoldar sobre bandeja.
5. Servir acompañado con crema chantilly y dulce de leche. Imperdible!

Si te interesa adquirir los productos Essen para esta receta u otras, puedo ofrecerte una demostración gratis así estás canchera a la hora de prepararlo. Podés solicitar más info en deliciasmaravillosas@hotmail.com o al whatsapp 15-3467-5953. COCINAR ESTA BUENO!

ESTA RECETA es válida para preparar el flan de modo tradicional en baño maría en el horno, el caramelo iría sobre tu molde de flan clásico, inclusive sobre un molde de aluminio de torta. Solo debemos tener en cuenta que el baño maría del horno lleva agua hasta cubrir al menos 3/4 partes del molde que contiene el flan y que te llevará cerca de 90- 120 minutos de cocción. Recuerden chequear que no se evapore el agua, agregar agua caliente de la pava si se va evaporando.

Listo gente, tenemos receta de postres para el fin de semana!
Nos vemos por ahí.
Paula.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Me encantaría que dejés tu opinón! Gracias!

© Delicias Maravillosas • Theme by Maira G.